Mostrando las entradas con la etiqueta recetas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta recetas. Mostrar todas las entradas

21 de agosto de 2018

Receta flan de queso con cajeta

Hoy te traemos un delicioso postre, a mi me ha encantado, espero a ti también te guste y lo disfrutes con tu familia. 



Ingredientes (para 8 porciones)

2 tazas de azúcar
1 lata de leche evaporada
190 gramos de queso crema (cortado en cubos)
5 huevos
1/2 taza de cajeta
1 cucharadita de vainilla

Procedimiento

Precalentar el horno a 180 grados Celsius. Poner una taza de azúcar en una olla y fundir a fuego medio revolviendo constante.

Agregar el caramelo hecho con azúcar en un molde para flan y cubrir la parte interna del molde con caramelo.

Licuar la leche y el queso crema hasta obtener una mezcla homogénea. Agregar el azúcar restante, los huevos, la cajeta y la vainilla. Colocar los moldes de flan sobre una olla con agua (a baño maría) cubriendo la mitad de los moldes de flan.

Agregar la mezcla sobre el caramelo en el molde, cubrirlo con papel aluminio y hornear aproximadamente 50 minutos o hasta que cuando insertes un palito de madera en un flan, éste salga limpio.

Sacar el molde del agua y esperar a que se enfríe. Luego méterlos al refrigerador por 3 horas, desmoldar y servir inmediatamente.

Para presentar puedes usar un poco de cajeta. Si lo prefieres, puedes hacer flanes pequeños en moldes individuales.
Leer más...

Receta de Frutas, arroz con leche y gelatina de vino

Hoy te traemos esta deliciosa receta, para disfrutar con tu familia y amigos.



Ingredientes

8 fresas
8 cerezas
1 plátano
1 kiwi
1 naranja
1 mango
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de licor de naranja
canela y menta para decorar
Para el arroz con leche:
1 l de leche
125 g de arroz
2 cucharadas de azúcar
1 trozo de cáscara de limón
Para la gelatina de vino y canela:
4 hojas de gelatina
1 copa de vino tinto
2 cucharadas de azúcar
1/2 cucharadita de canela en polvo

Elaboración

Pon la leche en una cazuela con unos trozos de cáscara de limón. Cuando hierva, incorpora el arroz, baja el fuego y cocínalo durante 20-25 minutos, removiendo constantemente. Añade el azúcar y cocina 10 minutos más. Deja que se enfríe.

Pela el kiwi y el platano, trocéalos y ponlos en un bol. Añade el mango, la naranja y las fresas picadas. Agrega las cerezas deshuesadas. Añade el azúcar y el licor de naranja. Mezcla bien y deja que la fruta suelte su propio jugo.

Para la gelatina de vino, pon a remojar las hojas de gelatina en agua fría.

Por otro lado, pon a reducir en un cazo el vino con el azúcar y la canela. Introduce las hojas de gelatina y deja que se diluyan. Retira la mezcla a un bol y deja que se temple.

Llena la mitad de los vasos con la macedonia de frutas. Pon encima arroz con leche y por último una fina capa de gelatina de vino. Deja que se enfríe en el frigorífico para que gelatinice.

Decora cada vaso con una ramita de canela y con una hojita de menta y sirve.
Leer más...

Receta de Gelatina de coco y mango

Si te encanta lo tradicional pero quieres sorprender a todos con algo novedoso, esta receta es para ti. 



Ingredientes

Para la Gelatina de coco:

 3 Cucharadas soperas de grenetina
 90 Mililitros de agua templada
 800 Mililitros de crema de coco
 1 Gota de stevia líquida o algún endulzante
 ½ Cucharadita de Vainilla blanca (preferiblemente)

Para la Gelatina de mango:

 4 Cucharadas soperas de grenetina
 120 Mililitros de agua templada
 4 mangos
 1,3 Mililitros de leche vegetal (de almendras o arroz)
 1 Gota de stevia líquida o algún endulzante
 1 Pizca de Jengibre

Para la cobertura:

 1 mango (cortado en cubos)
 1 Rama de hierbabuena

Pasos a seguir para hacer esta receta:

Hidrata la grenetina con agua templada. Utiliza dos cuencos para cada cantidad, ya que uno será para la gelatina de mango y otro para la gelatina de coco. Al final de esta receta, puedes chequear algunos tips acerca del uso de la grenetina o gelatina neutra.

Para preparar la gelatina de coco, vierte dentro de un cazo la crema de coco (sirve leche de coco). Añade la stevia o el edulcorante de tu preferencia y la vainilla blanca. Deja que se caliente lo suficiente pero sin llegar a hervir.

Truco: También puedes usar la vainilla negra pero la gelatina de coco obtendrá un tono de blanco más cremoso.

Una vez caliente, apaga el fuego y agrega la grenetina hidratada. Remueve con una pala de madera hasta que disuelva. Para comprobar que no quedan grumos, bate un poco con una varilla manual. Reserva.

Truco: Espera hasta que la gelatina de coco se refresque y alcance una temperatura templada.

Licua los mangos y después cuela. Desecha las hilachas de la fruta y reserva. De esta forma, prepararemos una gelatina de mango natural.

Agrega la leche vegetal y una pizca de jengibre (en polvo o triturado) a la pulpa de mango. Reserva. Las mejores opciones en leche vegetal para esta gelatina de coco y mango son la leche de almendras o la leche de arroz, por el magnifico sabor que aportan, sin embargo otra opción es la soya.

Diluye la grenetina al baño María. Luego, agrégala a la mezcla reservada de mango y leche vegetal. Licua hasta lograr una consistencia homogénea.

Para facilitar el posterior proceso de desmoldar, engrasa el molde con aceite. Para ello, coloca la grasa en una servilleta y luego expande por el todo el interior del recipiente. Ahora, deposita una capa de mango dentro del molde. Vierte la preparación poco a poco, así evitas que se formen burbujas de aire. Enfría la gelatina en el congelador, hasta que medio cuaje.

Truco: La gelatina debe estar medio cuajada, porque si lo está totalmente las otras capas no se unificarán.

Una vez que la primera capa esté algo consistente, vierte otra capa de coco. También refrigera hasta que casi cuaje. De esta forma, obtendremos una gelatina de dos colores deliciosa y preciosa.

Sigue agregando capas alternadas, mediante el mismo proceso hasta llegar arriba. Toma en consideración la capacidad de tu molde. Finalmente, puedes refrigerar esta gelatina de coco y mango durante 4 horas (mínimo) más o hasta el día siguiente.

Este delicado postre queda magnifico con unos cubos de mango fresco y unas hojas de hierbabuena o menta.

Esta gelatina de mango y coco es elegante y posee un delicado sabor, dando como resultado final un postre digno de grande eventos y celebraciones.

TIPS para una gelatina de coco y mango perfecta

El uso de la gelatina neutra o grenetina es fácil pero puede complicarse si no tomas en cuenta ciertos detalles. Por esta razón te coloco aquí algunas recomendaciones interesantes:

La cantidad de agua por porciones de grenetina es la siguiente: 4 cucharadas de agua templada por 1 de gelatina neutra. Esta medida puede variar algo en algunas recetas pero nunca demasiado, aunque cada cocinero es un mundo, aquí hay bastante matemática. Recuerda que la repostería es un oficio, un arte y una ciencia.
Agrega la gelatina en polvo en forma de lluvia, así se integra mejor al agua. Espera un tiempo prudencial de reposo (mínimo 4 minutos) y después diluye al baño María o en el microondas.
Utiliza un bol ancho, así al agregar la grenetina se reparte mejor y no se forman grumos.
El agua adecuada para hidratar la gelatina neutra es la templada.
Cuanto más tiempo de reposo, mejor se hidratará.

Equivalencia entre el azúcar común y la stevia

En cuanto a las medidas de los edulcorantes y la stevia, es interesante mencionar que no equivalen a las mismas porciones del azúcar común, esto debes tenerlo en cuenta a la hora cocinar. Recuerda que si la receta te pide 300 g de azúcar refinado, no debes poner la misma cantidad en endulzante. ¿Por qué? Porque equivale al doble de dulzor. En cuanto a la stevia específicamente, estas son las equivalencias:

1 taza de azúcar = 1 cucharadita de stevia en polvo o líquida
1/2 taza de azúcar = 1/2 cucharadita de stevia en polvo o líquida
1 cucharada de azúcar= ¼ de cucharadita de stevia en polvo o 6 gotas de stevia líquida
1 cucharadita de azúcar= 2 gotas de stevia líquida o una pizca de stevia en polvo
Diferencias entre la vainilla sintética y la natural
Por otra parte, quizá te dé curiosidad saber por qué la vainilla que utilizamos comúnmente es artificial o sintética. Pues la repuesta es muy simple, la vainilla natural es la tercera especia más cara del mundo después del azafrán y el cardamomo. Sin embargo, las presentaciones de vainilla que puedes encontrar en el mercado son variadas: el extracto (vainilla artificial) con color y sin color (vainilla blanca y oscura), pasta de vainilla (vainilla artificial) o vainilla en vainas (natural). ¿Cuál es la diferencia entre la vainilla natural y la artificial? Simplemente el sabor, mientras la sintética posee un tono mas intenso, por su parte la natural tiene matices más profundos. Otro detalle interesante acerca del sabor de la vainilla es que también varía según su tipo y lugar de origen.

¿Qué leche vegetal escoger?

En cuanto a los usos más recomendados para las leches vegetales, es interesante resaltar que:

Para salsas saladas (como la salsa bechamel) la más recomendada es la leche de soja (sin aroma ni azúcar).
Para postres y batidos puedes utilizar cualquier leche vegetal. Sin embargo, las leches vegetales de almendra o arroz aportan un toque especial por su sabor.
En el puré y los guisos, se recomiendan la leche de almendras y la leche de avena.
Leer más...

Brownies con queso crema

Brownies de chocolate con una cubierta de queso crema tipo "cheesecake". Muy fáciles de preparar con harina preparada para brownies.



Ingredientes 

Porciones: 24 
1 paquete (519 gramos) de harina preparada para brownies
1 barra (227 gramos) de queso crema
1 huevo
1/3 taza de azúcar estándar

Modo de preparación

Preparación: 15min  ›  Cocción: 20min  ›  Listo en:35min 
Prepara la masa de los brownies de acuerdo a las instrucciones del paquete. Precalienta el horno a la temperatura indicada en la caja. Engrasa un molde de 23x33 centímetros.
Vierte la masa de los brownies dentro del molde engrasado, distribuyéndola uniformemente.
Aparte, bate el queso crema con el huevo y el azúcar, hasta tener una consistencia uniforme. Vierte sobre la masa de los brownies y forma un remolino con ayuda de un cuchillo para darle un aspecto marmoleado.
Hornea de acuerdo a las instrucciones del paquete de harina, hasta que los brownies pasen la prueba del palillo. Deja enfriar dentro del molde y corta en cuadros.

Leer más...